Odontología preventiva doctora Maria Emilia

Especialistas en salud bucodental

ODONTOLOGÍA PREVENTIVA

Lo primero que haremos es un minucioso examen de la boca y del paciente para poder analizar a qué tipo de enfermedades puede ser susceptible, en función de los antecedentes familiares, hábitos dietéticos, hábitos higiénicos, etc.

Plan de prevención de la caries dental

Consiste en un primer análisis de la cantidad y calidad de saliva. Esto es muy importante porque la saliva, entre otras cosas, es la encargada de neutralizar un ambiente ácido en la cavidad oral y aportar flúor, calcio y fosfatos que favorece la remineralización de los dientes.

En función de los resultados de este test sabremos si el paciente tiene un riesgo de caries alto, moderado o bajo y podremos así controlar y tratar las carencias de la saliva, ya sea regulando la alimentación para que no se produzcan ambientes ácidos de manera regular y/o aportando flúor o calcio para subsanar las carencias que la saliva pueda tener.

Plan de prevención de la enfermedad periodontal

En los últimos años, la enfermedad periodontal ha cobrado un papel fundamental en la prevención de enfermedades sistémicas, ya que se la ha relacionado con problemas cardiacos o gástricos y patologías como la diabetes.

Para prevenir la enfermedad periodontal es necesario un examen minucioso regular, con el que poder detectar la enfermedad antes de que llegue a una fase avanzada. Las limpiezas periódicas en la clínica, y la higiene minuciosa en casa son factores fundamentales para mantenerla a raya.

En los casos en los que la enfermedad periodontal ya haya aparecido, es fundamental que hagamos mantenimiento para poder estabilizar el problema y evitar que se reactiven los procesos que destruyen el hueso que sujetan los dientes.

EMPASTES

Empastar u obturar consiste en limpiar la cavidad resultante de una caries para luego rellenarla con algún material. Este proceso rehabilita la anatomía dental para una apropiada estética, función, masticación y oclusión de los dientes y consigue un buen sellado que impide que vuelva a producirse la lesión cariosa.